Presentan 15 prototipos en tecnología satelital en la Hackatón Femenina de Costa Rica

Estudiantes de secundaria, universidades y profesionales, participación en la Quinta Hackatón Femenina, evento técnico organizado por la Cooperativa Sulá Batsú, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Apoyo del Tecnológico de Costa Rica en Limón.

La Hackaton Femenina forma parte de un maratón intensivo -30 horas continuas- que convoca a mujeres en áreas diversas de la tecnología para crear proyectos de impacto social.

Durante el 2017 también se realizó el evento. Conozca algunos de la edición anterior:
Tercera Hackatón Femenina se producirá en Costa Rica

El maratón de 30 horas de programación reunió a 15 equipos de diferentes zonas de Costa Rica, quienes diseñaron soluciones tecnológicas para resolver problemas en sus comunidades. Entre las temáticas que aparecen: el cambio climático en las zonas costeras, el acceso a la cultura y las tradiciones indígenas de los pueblos Bribri y Cabécar, el control de la pesca ilegal, la protección del Parque Internacional de la Amistad ante la tala ilegal, La lucha contra el plástico en mares y ríos.

A diferencia de otras competencias tecnológicas, Hackatones Femeninos de Sulá Batsú no escogen ganadores: durante el retoque, las mujeres tienen una voz dentro de la tecnología para dar respuesta a problemas, como las respuestas, la creatividad y los prototipos. Según indicó Kemly Camacho, de la Cooperativa Sulá Batsú, según información publicada por el Tecnológico de Costa Rica.

En esta edición se destaca un proyecto social que rompe las barreras del idioma, se trata de Ökama Suei, la estrategia que permite vivir las tradiciones ceremoniales, las costumbres y aprender el idioma, los cantos y la gastronomía de los pueblos indígenas Bribrí y Cabécar.

La aplicación desarrollada por Yira Smith, Ieana Mora, Wendy Reyes, Kisha Almegor, representantes de estas dos culturas-Bribí- es una aplicación web y móvil que permite, medio video de realidad virtual, vivenciar y penetrar en el corazón de estas comunidades.

Otro de los proyectos para buscar una solución a las 564 toneladas de basuras generadas en el país, de los cuales 42 van hacia las alcantarillas, mares y ríos.

En el medio de un tiburón se recolecta la basura sin necesidad de reclutar personas voluntarias. Este proyecto navega por los yeguas comiendo el microplástico, contaminante principal del mar

Kabísúl está compuesto por Jeniffer Madrigal, Rosalina Bejarano y Maria Fernanda Durán, estudiantes de TEC y Universidad Técnica Nacional.

La Cooperativa Sulá Batsú brinda asesoría y acompañamiento a los participantes que quieren fortalecer sus prototipos hasta convertirlos en un emprendimiento digital.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA