Plantas ticas podrían ayudar a mejorar paneles solares en Costa Rica

En los pigmentos de la flora costarricense podrían encontrarse las pistas para crear paneles solares de tercera generación iguales o más eficientes de los que existen en la actualidad. Por esa razón, una investigación de la Universidad de Costa Rica se dedicó a buscar cuáles serían los más apropiados para esa tarea.

Así se identificó que los extractos de Chile muelo (Drymis granadensis), Chaura (Pernetya prostrata) y Escobo o Curá (Viburnum costarricanum) fueron los que mostraron una mayor eficiencia al convertir la energía lumínica en energía eléctrica, cuando se usaron como sensibilizantes en las celdas solares, de manera que podrían ser considerados en la fabricación de este tipo de tecnología.

Estas tres plantas fueron seleccionadas después de que los investigadores recolectaron en más de 40 cantones del país, durante un período de cuatro años y reunieron 55 plantas pigmentadas, pertenecientes a 37 familias vegetales.

Los extractos que mostraron una mayor eficiencia tenían como pigmentos mayoritarios antocianinas. Estos son muy comunes en la naturaleza y son los responsables de una amplia gama de colores en las plantas, entre ellos rojo y morado. Las estructuras principales de cada extracto se encontraban glicosidadas (unidas a un azúcar),  lo cual aumenta su estabilidad.

Según resaltó el químico e investigador Darío Chinchilla es importante la búsqueda de alternativas con pigmentos naturales, pues algunos pigmentos sintéticos que ya se han probado en celdas son caros, difíciles de encontrar y pueden llegar a ser tóxicos. “Entonces, la función de los pigmentos naturales es justamente tratar de sustituir los sintéticos o al menos funcionar como plataforma para encontrar la estructura del pigmento ideal en estos dispositivos”, comentó.Lo anterior cobra sentido en un país como Costa Rica, que es una de las naciones con mayor biodiversidad a nivel mundial.

Fuente: La Nación