Impresora 3D que diseña ropa

0
110

Las impresoras 3D están consideradas por muchos como la herramienta fundamental de una tercera revolución industrial.

Llegaron para quedarse y cada vez son más los productos que pueden fabricarse a medida y sin depender de una enorme y a veces interminable cadena de producción.

Tras la creación de prótesis, tornillos, comidas y hasta casas enteras, estas máquinas ahora se integran al mundo de la moda y del diseño textil, ya pueden producirse desde bufandas y gorras hasta sweaters y poleras.

La época en que las abuelas tejían durante días parecen haber quedado en el olvido. Hasta las máquinas de coser van a quedar en un segundo plano. El desarrollo, que utiliza como base el funcionamiento de las impresoras 3D, es obra de dos españoles, Gerard Rubio y Triambak Saxena.

La máquina llamada Kniterate funciona con bobinas de hilo de la misma manera que una impresora 3D funciona con bobinas de filamento: se selecciona el color y material deseado, se introduce el hilo a través de los tensores y el guiahilos y la máquina está lista para empezar.

Cuando el archivo con el diseño elegido está listo se introduce en la máquina mediante una tarjeta SD, luego se selecciona y se aprieta el botón de inicio. Una vez terminada la prenda saldrá por la bandeja inferior y sólo hará falta cortar los hilos y hacer los nudos correspondientes.

Los creadores cuentan que se puede ahorrar hasta un 30% de tela en el proceso de fabricación ya que no hay retales, se utiliza exactamente el tejido necesario para hacer esa ropa. El tiempo requerido para conseguir una prenda como una polera puede tardar aproximadamente una hora y media, algo menos para una bufanda o un par de guantes.

DEJA UNA RESPUESTA